Como era de esperar, desde el otoño pasado, los terremotos de malestar social en Túnez se activan en este mes glorioso de enero de 2016. Glorioso y fecundo este mes evoca a menudo crónicas militantes populares de las cuales la del 14 de enero no es la menor … los terremotos se activan en el punto en que se entrecruzan la identificación de la cuestión social con la cuestión regional. Estos puntos de intersección son una especie de “anillo de fuego” que se extiende profundamente en las regiones del norte de Túnez al oeste, al suroeste. Sin por ello minimizar la crueldad del saqueo y la explotación de clase en el litoral, es necesario recordar la verdad evidente de la enajenación del interior del país. La enajenación se ilustra por el saqueo despiadado de la riqueza de cereales, minería, petróleo y agua, que, además, se alinea con la exclusión de las personas que dejó entregadas al desempleo y el error …

“No es una maldición del cielo, sino que es una sanción impuesta a nosotros desde los tiempos de Bourguiba,” nos dijo un cincuentón en Thala que acompañaba a sus dos hijos, miembros activos de la sentada. Y para añadir “Thala ha apoyado a Ben Youssef en su conflicto con Bourguiba por el poder. ¿Por qué fue castigada”. La imaginación popular trata, a su manera de encontrar una explicación tangible para la contradicción de Thala y el interior del país en general, lleno de riquezas sin que sus poblaciones puedan recuperar su derecho a una vida decente y digna.

Thala era el destino final de un viaje del norte al centro oeste que nos llevó a una sentada en el Dahmnani en paro, la Ksour de Jedliane, Sbiba y Sbitla (**). El estado de todos los lugares de estas sentadas es similar y casi compatible. El parecido real entre las muchachas es evidente en todo el plantón (sentada, sitting). Una determinación militante de llevar la lucha hasta el final se expresa en todas las partes a las que fuimos. Lo que más llama la atención también es la matriz organizacional de esta alegría movilizadora. Los discursos y debates, a pesar de la controversia, muestran algo de visión con madurez y profundidad que evoca la realidad local en sus articulaciones con el contexto nacional e incluso internacional.

Hemos sido testigos de fuertes argumentos sobre las soluciones al problema del desempleo por la orientación y la gran cantidad de ejemplos de oportunidades de empleo. En Dahmani, una fábrica de molino de harina y pasta cerró por dos décadas. Estando en esta última, cientos de semirremolques llegaron a cada extremo de la cosecha para tomar el trigo a los molinos y enviarlos a la fábrica de harina del Sahel. Pero el ejemplo más indignante y más recurrente se asienta en la tierra, es el estado de las tierras públicas anteriormente asignado a los elementos del bajo fondo (el hampa) por Ben Ali. Con la revolución y escapando de los depredadores, zonas enteras de la tierra más fértil con su infraestructura, producciones de hardware son abandonados durante cinco años sin que las nuevas autoridades se dignen a contratar a los jóvenes para su sustento!

En Ksour, se citó el ejemplo de un multimillonario que utiliza de forma desproporcionada la napa de agua mineral de Safia durante décadas sin ninguna contribución a la mejora de esta zona pobre. En cuanto a las promesas de nuevas empresas o la apertura de nuevos yacimientos minerales, los jóvenes están hartos de estas mentiras oficiales …

Por lo que abogan por soluciones reales a sus problemas de supervivencia, aquí y ahora. La urgencia es esta vez alimentada por la frustración y la provocación grandiosa. ¿Cómo explicar que un aumento en los salarios de los agentes del orden, diputados y directores de los bancos que llegan a 20.000 dinares se anunció de forma simultánea con la realización de las sentadas de la juventud.

En última instancia, el estado de ánimo de los jóvenes, estas fuerzas revolucionarias genuinas, se unió a la actitud indomable de las autoridades que sin fe ni ley, defienden los intereses de las oligarquías de todo tipo, para generar un movimiento radical haciendo blandir en cualquier momento la bandera de una nueva Intifada revolucionaria.

Görkem Duru – Majid Hawachi

 

(*) Plantones o piquetes. Acciones de cortes de rutas o avenidas o frente a edificios gubernamentales..

(**) Localidades de las regiones de Kasserine y El Kef, que son el centro de la movilización.

image_pdfimage_print